miércoles, 3 de septiembre de 2014

Los licaones de Samburu



Acabo de regresar de un nuevo viaje a Kenia. Se trata de uno de los viajes de autor programados este año por Ecowildlife Travel. El viaje estaba centrado en un safari por los parques y reservas de Samburu, Aberdare, Lago Nakuru y Masai Mara con motivo del 100 aniversario de la llegada a Kenia de Karen Blixen, la protagonista y autora de “Memorias de África”, y con la llegada de la gran migración como cada año a las praderas del Mara. La migración este año va retrasada y las primeras manadas de ñus y cebras comenzaron a dejarse ver por Mara a comienzos de agosto. Estos días comienza a llegar el grueso de la gran manada… pero recordaré este safari por un encuentro animal poco frecuente, el protagonizado por los licaones o perros salvajes en la reserva nacional de Samburu.


Los licaones (Lycaon pictus) son uno de los carnívoros más “cotizados” en un safari fotográfico. Quedan alrededor de unos 6.000 en todo el continente africano. Se distribuyen el África subsahariana y son más fáciles de observar (teniendo en cuenta que siempre son difíciles) en el sur del continente, donde si tuve oportunidad de verlos (Sudáfrica y Botswana en mi caso). En Kenia no es fácil observarlos, ni mucho menos. Sabía que Samburu era el mejor parque para ir en su busca pero hasta la fecha sólo había visto uno correteando por la orilla del lago Nakuru hace unos años, así que el encuentro en la mañana de este pasado 25 de agosto cobra especial relevancia en lo personal pues se trataba de una manada de este esquivo cánido.



Habían cazado un impala, su presa favorita, y daban buena cuenta de él cerca de la orilla del río Ewaso Ngiro. La vegetación dificultaba el conteo pero estimo alrededor de una docena de cánidos salvajes. Allí pasamos un buen rato observando cómo se alimentaban del infortunado antílope bajo la atenta y paciente mirada de los buitres hasta que decidieron esconderlo entre los matorrales para dar cuenta de él con más intimidad. Primero fueron dos perros que llevaban otra presa en la boca, un dik-dik, quienes nos condujeron hasta el resto de la manada. Los perros salvajes son los cazadores más certeros del continente africano, cazan en grupo, relevándose para acosar a la presa hasta que ésta cae por agotamiento. A partir de ese momento nada tiene que hacer para salvar la vida ante una jauría de licaones y su elevadísimo porcentaje de éxito depredador.



Samburu es un lugar que siempre me ha gustado, por su biodiversidad, sus paisajes y sus animales “exclusivos”. Asante Samburu por ese inolvidable momento entre licaones.

viernes, 15 de agosto de 2014

Los mejores lugares para ver mamíferos en Cataluña


El gamo es una de las 61 especies de mamíferos censadas en Cataluña.
En España, a diferencia de las aves, los encuentros con gran fauna a priori no son tan sencillos como en otros países debido, en general, a la escasez, al carácter huidizo, a los hábitos nocturnos, etc. de las diferentes especies de esta clase de vertebrados, aunque bien es cierto que cuando se tiene este tipo de avistamientos salvajes pocas sensaciones son más gratificantes en lo que a observación de fauna se refiere. Cataluña cuenta en su territorio con una magnífica representación de la fauna de mamíferos con una larga de lista de especies (61) entre las que no faltan el oso pardo, el lobo ibérico o los grandes herbívoros. Fruto de mis viajes por esas tierras y en especial, el último gran viaje que realicé durante varias semanas disfrutando de sus parques naturales y que he ido contando a modo de etapas en mi blog de Grandes Rutas, me gustaría desde estas líneas daros algunas pistas de dónde se encuentran los mejores enclaves para ver Mamíferos autóctonos.
 
Oso pardo ibérico en Aran Park
Comienzo la lista con el más emblemático y escaso de todos, el Oso Pardo ibérico (Ursus arctos), que cuenta en el Pirineo con una subpoblación occidental de 2 osos y una subpoblación en el pirineo Central de 20-25 osos. En el caso del Pirineo Catalán por sus montañas se mueven algunos ejemplares de la subpoblación Central. El Valle de Arán y el parque natural del Alto Pirineo (en concreto los Valles de Àneu, Tavascán, Lladorre, El Cardós y Val Ferrera) son los enclaves idóneos para su observación. En el valle de Isil existe un centro de información de dedicado a la especie que os recomiendo visitar. Es la Casa del Oso Pardo, en el pueblo de Isil.

Ciervo común o europeo.

El Ciervo común (Cervus elaphus) es un herbívoro de gran tamaño, el mayor cérvido europeo. Presenta buenas poblaciones en el Pirineo y Prepirineo. El mejor enclave para disfrutar de la berrea, el imponente espectáculo sonoro en su época de celo a comienzos del otoño (finales septiembre-primeros octubre), es la sierra del Boumort (Lleida). Aunque la densa cobertura forestal no facilita su observación, seguro escucharéis a los machos en berrea.

Gamos

El Gamo (Dama dama) está recuperando el sitio que ocupaba antaño en la cordillera Pirenaica. Los gamos comienzan a verse con relativa facilidad pastando en las praderas de los lindes de bosque. El valle de Espot (Lleida), en el parque nacional de Aigüestortes y Lago San Mauricio, es un lugar donde se suelen ver en las inmediaciones de la pista que sube hacia el Estany Sant Maurici. Pero los dos mejores lugares para verlos son: en primavera en los pastos que existen a ambos lados de la carretera C-28 que une Llavorsí con Esterri d’Àneu, en concreto en el tramo entre la Guingueta d’Àneu y Escaló (Lleida). De hecho hay que extremar la precaución al circular en vehículo. Mi enclave favorito para ver gamos es el parque natural de los Aiguamolls de l’Empordà (Girona), donde se ven con gran facilidad en los prados (existe el mirador del gamo) e incluso en las orillas o caminando por el agua del estany del Cortalet.

Un corzo macho asoma entre la hierba alta.

El más pequeño de los cérvidos ibéricos, el Corzo (Capreolus capreolus), es un animal esquivo que vive en la seguridad del bosque. Es abundante y se puede ver en casi toda la comunidad autónoma con cierta facilidad.

Muflón común o europeo.

El Muflón común (Ovis orientalis musimon), como el gamo, parece asentarse con rapidez en las montañas catalanas. Probablemente los mejores enclaves para observarlo sean el Valle de Núria (Girona) y en el Valle de Tor (Vall Ferrera; Lleida), donde suelen moverse entre este enclave y el vecino valle andorrano del Comapedrosa.

En invierno los rebecos bajan a cotas inferiores de montaña para alimentarse.

El Rebeco (Rupicapra rupicapra) el otro bóvido salvaje ibérico (además del muflón) es el artiodáctilo más abundante en el Prepirineo y el Pirineo. Se mueve con facilidad y ágilmente entre los escarpes rocosos de la alta montaña. En invierno baja a cotas inferiores de montaña. A primera hora de la mañana sale a pastar en zonas algo más abiertas y accesibles pero luego busca la protección en zonas escarpadas (morrenas, canchales, riscos herbosos, etc.).

La marmota es un gran roedor abundante en la alta montaña.

Marmotas (Marmota marmota). Este gran roedor es un encuentro bastante habitual en las rutas de montaña que recorren las sierras prepirenaicas (el Cadí es la mejor entre ellas) y sobre todo el Pirineo tanto de Lleida como de Girona. Habita preferentemente entre los 2.000-2.400 metros de altitud, en zonas rocosas con praderas cercanas (también en morrenas, prados rocosos). Es muy frecuente en las excursiones que recorren los circos glaciares y la parte alta de estos valles, donde su fuerte silbido de aviso se ha convertido en un sonido habitual. Desde su reintroducción en la Cordillera Pirenaica a mediados del siglo XX (donde habitó hace miles de años) su expansión a través de los collados es muy rápida.

Gato montés en MónNatura Pirineus.

Otros mamíferos
Como comentaba, la lista es amplia y con especies tan relevantes como el Lobo ibérico (destacar por ejemplo en los últimos años los avistamientos en el Cadí), el gato montés, la garduña, la nutria, etc. y otros mamíferos más sencillos de ver como el zorro rojo o el jabalí.


El amanecer y el atardecer son los mejores momentos del día para observar a estas especies, pero aún así la frase de “estar en el lugar adecuado y en el momento justo” parece cobrar todo su sentido cuando de ver mamíferos salvajes se trata. En la mayoría de las ocasiones –sobre todo en los más escasos- nos conformaremos con ver sus rastros y señales. Para no regresar a casa “de vacío” si no tener un encuentro cercano con estos animales y, sobre todo, conocer muchas cosas sobre estos animales de la mano de profesionales en la educación ambiental os recomiendo visitar algunos de los centros de fauna que existen: MónNatura Pirineus (Son; Esterri d’Àneu), Aran Park (Bossòst; Valle de Arán), Molló Parc (Molló; valle de Camprodon) o el Centro Piscícoladel Pont de Suert dedicado en buena parte a las nutrias (El Pont de Suert) son los más relevantes. Especialmente recomendables para ir con niños.

martes, 29 de julio de 2014

Las mejores playas de la Costa Brava


Misión siempre complicada y casi siempre injusta esto de hacer un ranking, la cosa se complica aún más cuando se trata de elegir las mejores playas en un enclave como el litoral de Girona, donde las playas y las calas de suma belleza proliferan. En mi caso la selección no atiende a criterios técnicos sino puramente estéticos y en base a ello he querido compartir con los lectores del blog las que considero son las Mejores Playas de la Costa Brava. Las más bonitas y naturales. Algunas de muy sencillo acceso, otras de más costosa accesibilidad pero buscando siempre que representen la belleza de litoral agreste, escarpado y rabiosamente bello. He puesto 6 playas igual que podría haber incluido 60 (ó 600) pero a través de estas 6, absolutamente distintas entre si, quiero mostrar la diversidad de paisajes costeros diferentes de la Costa Brava. Mi único objetivo: que os gusten y viajéis por unos momentos a este tramo de la costa de la península Ibérica.

Sant Feliu de Guìxols.

Sant Feliu de Guíxols
Entre la playa de San Pol y el puerto de Sant Feliu de Guíxols se esconde un corto pero espectacular tramo litoral que probablemente sea el que mejor defina el topónimo “Costa Brava”. Un sendero de ronda permite ir enlazando cómodamente las calas a través de los acantilados. A mi gusto, el mejor tramo de costa de Girona.

Illa Roja.


Illa Roja
Esta playa de Begur lo tiene todo para entrar en el ranking. Además de un acceso sencillo caminando desde la playa Sa Riera o mejor aún El Racó y la playa de Pals, presenta un buen tramo de arena, un bello islote rodeado de aguas cristalinas y unas buenas vistas sobre las islas Medas. Representante en este ranking de las playas nudistas, tan célebres en esta porción del noreste peninsular.


Playa de Aiguablava.

Aiguablava
Considerado desde siempre uno de los rincones más representativos de la Costa Brava, no es una cala solitaria sino que está al pie del Parador de Turismo y entre la proliferación de chalets, aún así no podía faltar la playa de Aiguablava por su binomio de aguas cristalinas rodeada de pinos y con sus tradicionales embarcaciones fondeadas.


Paraje de Tudela, Cabo Creus.

Cabo Creus
Lejos de ser una playa o cala tradicional de baño, sino que he querido elegir la playa del Paraje de Tudela por el singular paisaje rocoso y mineral modelado por la Tramuntana, probable máximo exponente de la extraordinaria geología del parque natural del Cabo Creus. Se accede por la carretera que lleva al faro del Cabo Creus.

El Port de la Selva.

El Port de la Selva
No se trata de una playa apartada y solitaria lo se, pero la playa de El Port de la Selva me gusta por su disposición al fondo de la ensenada y por su ubicación en el parque natural del Cabo Creus. La incluyo también en representación de otras bellas playas urbanas como Tamariu, Calella de Palafrugell, El Castell de Palamós, El Codolar en Tossa de Mar, etc.


Cala Calella, en L'Estartit.

Cala Calella

Entre L’Escala y L’Estartit, esta pequeña playa de difícil acceso (aunque se puede llegar caminando por el GR 92, resulta mucho más sencillo por mar), se encuentra enmarcada entre los espectaculares acantilados que separan estas dos localidades a caballo entre el Alto y el Bajo Ampurdán. Además la presencia cercana de las Islas Medas siempre le confiere un plus. Está en la lista como representante de la tranquilidad acantilada, de complejo acceso y rodeada de pinos. Cerca queda también otras calas espectaculares como Ferriola y Montgó.

viernes, 25 de julio de 2014

Los mejores lugares para ver Aves en Cataluña (y II). Montaña.

Mirador-Observatorio Turo Galliner, en el Cadí.


Al hilo del post anterior dedicado al birdwatching en Cataluña y los mejores lugares para practicarlo (recomiendo la lectura de la entrega I para aspectos generales), hoy dedico esta entrada a las aves ligadas a los ambientes de montaña. También a hábitats más suaves del interior pero sobre todo a los mejores (esto es siempre valoración personal…) spots de birdwatching, es decir, los mejores lugares para ver aves en Pirineos, Prepirineos, y paisajes mediterráneos no costeros.
Buitre leonado en el Prepirineo

Abejarucos europeos se pueden ver en algunos paisajes mediterráneos catalanes


Paisajes mediterráneos:
Els Ports (Tarragona). Este parque natural montañoso destaca por ser un enclave importante para las rapaces y para las pequeñas aves ligadas sobre todo a bosques y roquedos: águila real, águila perdicera, buitre leonado, alimoche, vencejo pálido, vencejo real, abejaruco, currucas, etc. Más info

Montserrat (Barcelona). La gran montaña de Montserrat ofrece gran variedad de ambientes, desde las paredes rocosas hasta campos abiertos y cultivos pasando por bosques de encina. Se pueden observar águila perdicera, acentor alpino, roquero solitario, collalba negra, curruca cabecinegra, treparriscos, gorrión chillón, alcaudón real, etc. Más info



Pirineos y Prepirineos:
Aigüestortes y Estany de Sant Maurici (Lleida). El único parque nacional catalán, célebre por sus espectaculares paisajes de montaña asociados al glaciarismo (lagos, circos, valles, etc.) es también de notable importancia para las aves de alta montaña y forestales. Destaca: quebrantahuesos, mochuelo boreal, urogallo, mirlo capiblanco, pito negro, chova piquirroja, chova piquigualda, verderón serrano, gorrión alpino, alimoche común, buitre leonado, águila real, roquero rojo, etc. Más info

Cadí-Moxeiró (Lleida, Barcelona, Girona). La gran sierra prepirenaica del parque natural del Cadí-Moxeiró ofrece ambientes mediterráneos, eurosiberianos y borealpinos. Importante para especies forestales y rupícolas. Destaca el quebrantahuesos, pito negro, urogallo, gorrión alpino, piquituerto, acentor alpino, chova piquigualda, escribano montesino, treparriscos, roquero rojo, mochuelo boreal, verderón serrano, etc. En paso migratorio en verano culebreras, abejeros europeos, etc. Más info

Mont-rebei y La Terreta (Lleida). Interesantes enclaves de la Sierra del Montsec el primero y asociado fundamentalmente a la Sierra de Sant Gervás el segundo, en los que se pueden observar especies de ambientes mediterráneos y rupícolas. Destacan las aves rapaces, sobre todo los buitres. Quebrantahuesos, buitre leonado, alimoche, águila real y en ocasiones buitre negro. Más info Mont-rebei, Más info La Terreta.

Vall de Núria (Girona). Enclave sobresaliente para las aves de alta montaña. Destacar el quebrantahuesos, el lagópodo alpino, mochuelo boreal, roquero rojo, gorrión alpino, escribano montesino, verderón serrano, treparriscos, etc. Más info.

 
Quebrantahuesos adulto en las montañas prepirenaicas.
El escribano montesino se puede observar en zonas como el Cadí y el Vall de Núria

Y no te pierdas…
Otros lugares de suma importancia ornitológica son la montaña de Alinyà y la sierra del Boumort, donde es posible ver los cuatro buitres ibéricos: quebrantahuesos, alimoche, buitre común y buitre negro. Especialmente significativo es el caso del buitre negro, que ha regresado a estas sierras prepirenaicas y cuenta en la actualidad con una población de 30 ejemplares. Importantes proyectos de reintroducción están dando sus frutos y ya queda menos para conseguir los 50 individuos necesarios para considerar la población de buitre negro local como autosuficiente.
Rueda de buitres en la montaña de Alinyà
El alimoche sobrevuela los cielos catalanes en primavera y verano.


Y de la misma forma que en el post anterior con la Mollera d’Escalarre, no quería concluir este post sin recomendaros un enclave tan desconocido como sorprendente y de interés sumo para el birdwatching. Se trata del Turó Galliner, en el Alt Urgell. Este mirador, muy próximo a La Seu d’Urgell y con unas magníficas panorámicas sobre la vertiente norte de la Sierra del Cadí, es un lugar estratégico para observar la migración postnupcial de las rapaces. El verano es la época idónea para ver el paso migratorio de culebrera europea, abejero europeo, etc. que se adentran por el valle del Segre hacia el sur.


Como véis, mucho donde elegir…


viernes, 4 de julio de 2014

Los mejores lugares para ver Aves en Cataluña (I). Humedales

Flamencos.


Desde el mar hasta la alta montaña son muchos los hábitats que la naturaleza catalana ofrece al más vistoso de los grupos de animales vertebrados: las aves. Presenta multitud de ambientes comprendidos dentro de las dos regiones biogeográficas principales: eurosiberiana y mediterránea, complementadas en altitud por los diferentes pisos boreoalpinos. Un compendio de ecosistemas y hábitats en suma, que permiten a los amantes de las aves, una modalidad de  turismo de naturaleza que aumenta de forma imparable, disfrutar de la presencia de casi 400 especies diferentes (395) de las que más de la mitad (232) son residentes (nidificantes).

Observatorio en el Delta del Ebro.


Son muchas y muy variadas las especies interesantes a observar, algunas verdaderas joyas del birdwatching, como el quebrantahuesos, el urogallo, el sisón, el buitre negro, el águila perdicera, el milano real, el pito negro, el alcaudón chico, el treparriscos, el gorrión alpino o el verderón serrano. En invierno se une una población importante de pardela balear.
Destaca la colonia de gaviota de Audouin más importante del mundo, la población de flamencos y moritos comunes, o la recuperación progresiva de la población de buitre negro.

Calamón común en el Delta del Llobregat.


Entre los mejores lugares para ver aves, englobados por geografía y/o tipo de ecosistemas, podemos hablar en general de humedales, paisajes mediterráneos y Prineos y Prepirineos. En este primer post dedicado al birdwatching me voy a centrar en las aves de los humedales y aquellas ligadas de una u otra manera al mar, dejando un próximo post para los ambientes más montañosos. Por supuesto existen zonas húmedas de montaña y zonas montañosas al lado del mar, pero haré un enfoque general, abarcando las zonas húmedas que albergan marismas, lagunas, salinas, desembocaduras de ríos, etc. A continuación os dejo con algunos de los más importantes:




Humedales:
Delta del Ebro (Tarragona). El gran humedal catalán es referencia internacional para los birdwatchers. Muy interesante durante todo el año, destaca la mayor colonia mundial de Gaviota de Audouin, las colonias de flamenco, morito común, escribano palustre y la presencia invernal de las pardelas baleares. Todas de gran importancia a nivel nacional. Destacar también: avetorillo común, garcilla cangrejera, garza imperial, charrán bengalí, chotacabras pardo, calamón común, carricerín real, buscarla unicolor, etc. Más info

Aigüamolls de l’Empordà (Girona). Importante humedal de fácil acceso y muy bien acondicionado para la observación de aves. Destaca por una gran variedad de especies y sobre todo de pequeños pájaros (paseriformes). Es uno de los pocos lugares en España donde se pueden observar pardelas baleares y mediterráneas, polluela bastarda, bisbita gorgirrojo y cernícalo patirrojo. También avetoro común, bigotudo, carraca, garza imperial, etc. Más info

Morito común.

Estany d’Ivars (Lleida). En plena llanura cerealista leridana, esta laguna endorreica permite observar en un palmo de terreno, interesantes especies típicas de zonas húmedas y especies de ambientes secos (Secà de Belianes), las esteparias. Destacan el avetorillo común, el carricero tordal, chotacabras pardo, ruiseñor bastardo, buitrón, moscón, calamón común, cogujada montesina, ganga ortega o el sisón común. Más info

Delta del Llobregat (Barcelona). A un paso de la ciudad de Barcelona y muy cerca del aeropuerto se encuentra una de las mayores sorpresas del panorama ornitológico catalán. Pardela balear, avetorillo común, calamón común, garcilla cangrejera, garza imperial, polluela bastarda, gaviota de Audouin, críalo europeo, etc. Más info

Otros humedales interesantes para la observación de aves son: Aiguabarreig, Clot de la Unilla y el Espacio natural d'Utxesa (Lleida), Reserva natural de Sebes (Tarragona) y el estany de Sils y Basses d'en Coll (Girona).

Ánade real.
 
En el Delta del Ebro vive la mayor colonia mundial de Gaviota de Audouin.
Paisajes mediterráneos (no montañosos):
Cap de Creus (Girona). Este parque natural de calas y cabos sobre el mar es un punto de encuentro idóneo para encontrar aves marinas y roqueras, sobre todo cuando el viento sopla fuerte. Destacan el águila perdicera, el vencejo pálido, la curruca mirlona y la curruca tomillera, la collaba rubia, la pardela balear y la pardela mediterránea. Más info


Mollera d'Escalarre.

Aunque enclavada en la montaña pirenaica, quiero despedir el post con un enclave acuático muy interesante como es la Mollera d’Escalarre, en los Valles de Àneu (y dentro del Parque natural del Alto Pirineo). Una experiencia agradable es darse un paseo por sus orillas y descubrir las aves residentes y las que hacen escala en plena cordillera en su ruta migratoria. Más info


Otros paisajes mediterráneos interesantes son el parque del Montnegre y el Corredor y el parque de la Serralada Litoral y de la Serralada de Marina (Costa de Barcelona - Maresme), los parques del Garraf, d'Olèrdola y del Foix (Barcelona, Garraf), la Reserva marina de las Islas Medas (Girona), el espacio natural Tamarit - Punta de la Mòra (Tarragona), etc.